parachute

Existe una analogía que nos dice que emprender es como aventarse de un precipicio, con el pequeño detalle de que vas armando tu paracaídas en el camino, es decir aventarse sin aún estar preparado. Puede ser que aún no tengas el paracaídas armado, pero al menos debes tener idea de cómo armarlo.

Poco se le puede enseñar a un emprendedor, pues ellos aprenden a través de la práctica, pero se le puede adelantar una guía de que es lo que va a pasar y como pueden reaccionar, basados en experiencias de otros.

La base del emprendimiento esta soportada por cuatro columnas fundamentales que son: la idea, el producto, el equipo y la ejecución.

La idea: muchas personas dicen que las ideas no valen nada, que lo que les da valor es la ejecución, eso no es del todo cierto. Si tomamos la idea como la base de nuestras acciones y metas, la convertimos en un ¿por qué?

Lo más importante de emprender es tener un porque bien definido, pues le da sentido a todo lo que hacemos y hasta cierto punto es la motivación para lograrlo, es por esto que la idea si es lo más importante visto desde este punto. La idea puede cambiar pero el “porque” nunca.

El producto: la importancia de tener un producto que resuelva una necesidad real es muy importante, si lo que ofreces no resuelve nada, pues como esperas que la gente esté dispuesta a pagar por este. Un producto bien definido y adecuado a las características que requiere el cliente, puede enamorar. Es importante asegurarse de haber pedido opiniones de los posibles compradores antes de invertir tiempo y dinero en fabricar algo.

El equipo: los patos vuelan en parvada por la razón de que juntos pueden avanzar distancias más largas, un emprendedor en solitario podrá avanzar más rápido pero le será difícil llegar lejos sin un equipo que lo respalde. Elegir al equipo adecuado es tan complicado como buscar una pareja, debes encontrar alguien que comparta el mismo interés en el proyecto, que esté dispuesto a dedicar tiempo y esfuerzo por lograr el objetivo y sobre todo que tenga un área de expertise diferente a la tuya para poderse complementar.

La ejecución: una cosa importante es tener ideas, pero lo clave es llevarlas a cabo. Una buena ejecución de la idea nos permite crear algo donde no hay nada, puede que este algo no sea perfecto o esté equivocado pero ya existe. La ejecución no puede ser perfecta desde el comienzo para eso se necesita mucha practica y aprendizaje sobre la marcha, lo que nos lleva a la planeación.

Planear es un ejercicio muy interesante pues nos enseña a estructurar, aunque siendo francos la mayoría de las cosas que planeamos no siempre suceden como decimos que van a suceder, y esto lo podemos ver en todos lados desde hacer presupuestos, organizar una fiesta e inclusive calcular el crecimiento económico de un país.

Es imposible predecir todas las variables a la hora de planear, pero una vez más aprendes y mejoras la ejecución cada vez que lo haces, recuerda que es importante aprender, medir, corregir y aumentar.

Antes de comenzar tu salto recuerda revisar estos cuatro pilares, una vez revisados estos puntos, ya tienes lo necesario para saltar al vacío, armar tu paracaídas y sobretodo no te olvides de disfrutar del panorama mientras planeas.

-->